Oraciones portátiles: amparo contra toda tribulación

Oració de sant Agustí y responsori de s. Antoni de Padua, Vich: Imprenta de Valls, 1852. Biblioteca de Cataluña, 15-IV-57/33.

 

El uso portátil de las oraciones supersticiosas es una de las características más notables de varias de ellas. Esta posibilidad solía implicar la eficacia de los textos gracias al mero contacto con su portador y ampliaba, a su vez, el acceso a aquellos devotos que carecían de letras. La alternativa de hacerlas leer por otras personas, que se repite en varias oraciones, también se dirigía a este último tipo de usuarios.

El hecho de que las oraciones no tuviesen necesariamente que leerse para gozar de sus beneficios nos obliga a cuestionar su categoría textual o, en todo caso, a considerarlas además como objetos protectores, equiparables, por ejemplo, a medallas y amuletos.

El uso señalado tenía consecuencias también en el formato elegido para la impresión y circulación de las oraciones. Para facilitar la portabilidad, las oraciones se imprimían en diminutos tamaños, (12 y 8 centímetros: 16o y 32o). En algunos casos, incluso, los textos se reducían a dimensiones prácticamente ilegibles para ser llevados como colgantes (Ver amuleto con la vida de santa Margarita). Sabemos, por ejemplo, que Isabel la Católica poseía tres ejemplares de la Oración de san León papa en miniatura, adaptados, según la descripción, para utilizarse como si de una joya se tratara1.

Oració de sant Agustí y responsori de s. Antoni de Padua, Vich: Imprenta de Valls, 1852. Biblioteca de Cataluña, 15-IV-57/33.

Un ejemplo de oración portátil es este pequeño libro en 32º, conservado en la Biblioteca de Cataluña, titulado la Oració de Sant Agustí y Responsori de S. Antoni de Padua, impreso en 1852. Quince de sus treinta y dos páginas están dedicadas a la Oración de san Agustín, seguida del responsorio de san Antonio y una oración al mismo santo. Las páginas finales contienen una “Oració per demanar á Deu nos deslliure de qualsevol tribulació”, “Oració per temps de trons y llamps” y una “Oració per donar gracias á Deu despres de haber cessat la tempestat (sic)” (Oración para pedir a Dios que nos libre de toda tribulación, Oración para tiempos de truenos y relámpagos y Oración para dar gracia a Dios después de haber cesado la tempestad). La recomendación de llevarla consigo en “toda necesidad” queda explícita en la portada y facilitada por el tamaño del libro. De los textos que contiene, tan solo la Oración de san Antonio de Padua se prohibió en el índice romano de 1704, no obstante, el íncipit citado en la prohibición italiana indica que no se trata del mismo texto que contiene el libro de la Biblioteca de Cataluña. Hasta el momento, desconozco la utilidad explícita de la oración dedicada al santo de Padua, así como el motivo de la censura.

Oració de sant Agustí y responsori de s. Antoni de Padua, Vich: Imprenta de Valls, 1852. Biblioteca de Cataluña, 15-IV-57/33.

Pese a que la Iglesia condenó este uso de las oraciones, en el que se omitía la lectura y se privilegiaba la mera posesión, este librito parece señalar que el éxito de dicha modalidad pervivió hasta bien entrado el siglo XIX. Los beneficios de este pequeño y poderoso impreso, que contenía el amparo contra toda tribulación, debían constituir un reclamo que no podía pasar inadvertido para usuarios e impresores.

  1. Este testimonio aparece en el trabajo de Elisa Ruiz García, “Los libros de horas en los inventarios de Isabel la Católica”, en El libro antiguo español, VI. De libros, librerías, imprentas y lectores, Salamanca, Ediciones Universidad de Salamanca y Seminario de Estudios Medievales y Renacentistas, 2002: 389-418 []

Marcela Londoño

Investigadora Marie Skłodowska-Curie en la Universitat Autònoma de Barcelona. Doctora en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Licenciada en Filología hispánica.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search